Logo espaja

Periodismo para que estemos claros

Verifica una noticia aquí:

Whatsapp

Whatsapp

Mensaje

Contacto

¿Existen restricciones para el ingreso de los venezolanos que retornan por la pandemia?

Frase

“El régimen en Venezuela está tratando de limitar la llegada de esos connacionales a su país"

Autor

Iván Duque

Lugar y fecha

Bogotá, 8 de junio de 2020

Comparte

Tanto el presidente Duque como Migración Colombia han denunciado restricciones desde Miraflores a los venezolanos que desean retornar a su país. El régimen de Maduro no lo ha reconocido oficialmente, pero su "protector" en Táchira ha puesto los números

“Es lamentable la decisión de Venezuela que indica que desde hoy solo admitirán el paso de 300 personas diarias: los lunes, miércoles y viernes”: estas declaraciones las emitió Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, el lunes 8 de junio de 2020 al medio local Caracol Radio. Se refería a restricciones para los migrantes venezolanos que, debido a la crisis por la pandemia del coronavirus, desean retornar a su país por la frontera terrestre.

Esta situación fue alertada un día antes por la cuenta de Twitter de Migración Colombia, que agregaba en un hilo de tweets: "el Gobierno venezolano restringiría el ingreso de sus ciudadanos por el Puente Internacional Simón Bolívar a tres días a la semana, lo que implicaría una reducción cercana a 80% en el retorno".

 

 

“El régimen en Venezuela está tratando de limitar la llegada de esos connacionales a su país. Eso es una circunstancia compleja, porque está bloqueando una posibilidad humanitaria. Ese será un tema que lo deberá observar la Organización Internacional para las Migraciones, la Organización de Naciones Unidas a través de su oficina para los refugiados, porque nosotros estamos facilitando ese proceso humanitario”: sin ahondar detalles sobre esas limitaciones, Iván Duque, primer mandatario neogranadino, oficializó la posición de su gobierno en una entrevista a la Radio Nacional de Colombia el mismo 8 de junio de 2020, cuyos extractos aparecen publicados en la página oficial de la Presidencia.

Este es un caso en el que las restricciones para los venezolanos que retornan a su país se han convertido en vox pópuli, sin que el gobierno de Miraflores lo haya admitido —o desmentido— de manera abierta o a través de un comunicado oficial. Lo que sí es un hecho es que las limitaciones existen.

Lo más parecido a una respuesta a Iván Duque y Migración de Colombia por parte del régimen de Miraflores salió de boca del gobernante de facto Nicolás Maduro el jueves 11 de junio: "Duque está desesperado (...). Se le ven los ojitos desorbitados porque no ha logrado infectar a Venezuela, y sale a declarar y encabeza una campaña contra Venezuela a nivel mundial (...) Los venezolanos están ingresando de acuerdo al cronograma, al plan, y todos son bienvenidos, y a todos le estamos dando el tratamiento humanista de hermanos que son. A todos. (...) Venezuela tiene los brazos abiertos a toda la migración que viene huyendo del coronavirus, del coronahambre, de los gobiernos de Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil".

 

 

Todos los venezolanos son bienvenidos. No faltaba más. Así lo estipula el artículo 50 de la Constitución de 1999 que, aparentemente, sigue vigente: "Toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional, cambiar de domicilio y residencia, ausentarse de la República y volver, trasladar sus bienes y pertenencias en el país, traer sus bienes al país o sacarlos, sin más limitaciones que las establecidas por la ley. (...) Los venezolanos y venezolanas pueden ingresar al país sin necesidad de autorización alguna. Ningún acto del Poder Público podrá establecer la pena de extrañamiento del territorio nacional contra venezolanos o venezolanas".

Se sabe, no obstante, que este es uno de los derechos limitados por el estado de alarma por 30 días decretado el 13 de marzo de 2020 debido a la pandemia, y que se ha prorrogado tres veces. Maduro desliza que los venezolanos están ingresando "de acuerdo a un plan, un cronograma". Sin embargo, este no ha sido revelado.

Confesión de la existencia de un torniquete

Freddy Bernal, que no ha sido elegido por votación popular como gobernador de Táchira, pero ejerce de facto el cargo de "protector del estado" —que no figura en la Constitución— reveló parte de las características de este "plan" o "cronograma" en una conferencia de prensa del 3 de junio de 2020: "Eso no es un problema de Venezuela. El problema de Venezuela está cuando pasen del Puente Internacional, mientras están allá es un problema de Colombia", declaró Bernal en relación al estatus jurídico de los retornados, que aparentemente han perdido, según sus palabras, los derechos que les confiere su nacionalidad, aunque se enciuentren en el extranjero. "Hemos reducido la entrada por pasos regulares de 600, a veces, hasta 10 personas por día. No ha excedido las últimas semanas de 300, 320 personas que entran por el Puente Internacional, lo que nos ha permitido un mejor manejo (...) primero entraban de forma avasallante, luego entraban en razón de 750 diarios, ahora lo hemos podido regularizar a 300".

 

Delcy: Los migrantes como amenaza

Más claro imposible. El 10 de junio de 2020, la vicepresidenta Delcy Rodríguez totalizó en 56.633 el número de venezolanos que han retornado por tierra desde que se decretó el estado de alarma por el coronavirus —dos dìas antes calificó el regreso de migrantes como "amenaza"—. Desde el 13 de marzo de 2020 hasta esa fecha, pasaron 90 días, para un promedio de casi 630 retornados por día. Si Freddy Bernal revela que se ha "regularizado" el ingreso a solo 300 compatriotas por día en el principal paso legal, evidentemente hay un torniquete en el paso fronterizo.

Quedaría por aclarar, al menos de este lado de la frontera, si ese embudo además se ha reducido hasta el punto de permitir el paso de retornados solo tres días por semana desde el lunes 8 de junio.

Que el represamiento de venezolanos que no pueden retornar de inmediato y libremente a su país —hasta 15.000, según Migración Colombia el 11 de junio— está propiciando una crisis humanitaria en suelo neogranadino (especialmente en el departamento del Norte de Santander) podría ilustrarse en la instalación desde el 14 de junio de 2020 de campamentos provisionales de carpas de la Agencia de Refugiados de la ONU cerca del puente Las Tienditas que conecta a Cúcuta y Ureña (Táchira), en donde, por momento, se le dará alojamiento a un tope de 500 migrantes.

 

Foto: gobernación del Norte de Santander

Comparte