Logo espaja

Periodismo para que estemos claros

Verifica una noticia aquí:

Whatsapp

Whatsapp

Mensaje

Contacto

¿Gobierno de Maduro difunde tesis falsa de que el coronavirus contiene VIH?

Comparte

El 22 de marzo, Maduro publicó documentos en Twitter del columnista Sirio Quintero, en los que se expone la improbable tesis de que el coronavirus procede de "larvas" del virus VIH. Estos documentos siguen siendo difundidos en la web de VTV, a pesar que la teoría ha sido desmentida

"El coronavirus es un producto de laboratorio, que contiene segmentos de cromosoma del VIH-Sida (...). Es un arma de bioterrorismo y genocidio diseñada contra las razas asiáticas, latinoamericanas y afrodescendientes", afirma un documento atribuido a Sirio Quintero —columnista del portal Aporrea— y fechado el 10 de marzo de 2020. Este documento, que contiene teorías hasta ahora improbables y afirmaciones falsas, fue compartido el 22 de marzo de 2020 —junto a otros documentos atribuidos a Quintero— por Nicolás Maduro, en un tuit eliminado posteriormente por violar las normas de la red social

Los documentos de Quintero, de cuestionable valor científico, siguen siendo divulgados en un banner de la web del canal estatal Venezolana de Televisión. Maduro respaldó a este presunto especialista en cadenas de televisión, especialmente durante el primer mes de la declaración de estado de alarma por la pandemia en Venezuela (marzo de 2020).  

 

 

 

Este el documento en PDF que se puede descargar en la página web de VTV.

La siguiente imagen es una reproducción del tweet de Maduro eliminado debido a las políticas de la red social. Aunque el tweet ya no existe, los links que en él se muestran sí están disponibles: bit.ly/2WzPAvTbit.ly/33Cg2qe y bit.ly/2vGiwHy. Todos dan acceso a los documentos atribuidos a Sitio Quintero.

 

Coronavirus y VIH

¿Es cierto que el coronavirus SARS-CoV-2 contiene "trazas" genéticas del VIH? La primera vez que Sirio Quintero mencionó esta presunta teoría en sus columnas de Aporrea fue, en realidad, el 28 de febrero de 2020. Allí hace esta polémica aseveración: "El parásito intracelular alias 'coronavirus' procede principalmente de una cepa de larvas del VIH-Sida cruzadas con larvas de helmintos de Fasciola Hepática, agregando segmentos del ADN humano de crecimiento embrionario, cultivadas en laboratorio en líquido amniótico de mujeres embarazadas. El coronavirus está diseñado en laboratorios para atacar específicamente órganos del cuerpo humano de las etnias chinas y latinoamericanas".

Cabe destacar, de entrada, que el SARS-CoV-2 no es un parásito sino un virus perteneciente a la familia de los coronavirus. El VIH también es un virus, pero está clasificado en otra familia distinta: los retrovirus. De allí la expresión "retrovirales" para algunos medicamentos contra la enfermedad del sida, ocasionada por el virus VIH. No hay "larvas" de VIH u otros virus. Esta expresión se usa para la fase de desarrollo de distintos animales. Los virus no son considerados animales, plantas, hongos o bacterias, e incluso su calificación como seres vivos es debatida

"La influencia de COVID-19 en el cuerpo humano es como una combinación de SARS y sida, ya que daña tanto los pulmones como el sistema inmunitario": esta afirmación del científico chino Peng Zhiyong fue divulgada a comienzos de marzo de 2020, y es una de las investigaciones en que se apoya Quintero. Sin embargo, si se revisa la declaración completa de Zhiyong en Global Times (fuente original), el experto en cuidados intensivos no se refiere tanto a la composición genética del coronavirus SARS-CoV-2, sino a sus efectos en pacientes. Una cosa es decir que el coronavirus "contiene" VIH y otra cosa es afirmar que, en ocasiones, algunas de los daños de la enfermedad COVID-19 se asemejan a los de la enfermedad sida.

Luc Montagnier, virólogo francés ganador del Nobel de Medicina en 2008 (hoy de 87 años de edad), hizo unas polémicas declaraciones en abril de 2020 en las que especuló que "el virus SARS-CoV-2 fue creado en un laboratorio insertando en un coronavirus genes del VIH-1, el virus del sida", presuntamente para encontrar la cura de esta última enfermedad. Fue refutado en un artículo de The Wire (22 de abril de 2020): según su autor Felix Bast, es relativamente normal que un virus —e incluso seres vivos complejos como los humanos— incorporen piezas de otros genomas. 

“Eso (el nuevo coronavirus) es una mezcla de SARS, coronavirus de los lectopodos, que son los murciélagos, VIH, que es lo que produce el sida, tuberculosis reforzadas y malaria”, indicó una voz femenina anónima que se hizo viral en plataformas digitales en marzo de 2020. Esta información fue verificada por la agencia AP News, que llegó a esta conclusión:

"Es incorrecta. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el coronavirus es una amplia familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves. (SARS-CoV-2) es una nueva cepa de esta familia de virus que antes no se había encontrado en los humanos antes del brote en Wuhan, China, en diciembre de 2019, de acuerdo con la OMS".

 

La teoría de que el coronavirus fue creado en un laboratorio, con intencionalidad o por error, tiene numerosos defensores. Algunos muy respetables. Pero hasta ahora no hay evidencia científica de ello.

Un pionero dudoso

¿Quién es Sirio Quintero? En el portal Aporrea, este columnista de origen trujillano publicó una biografía personal en la que él mismo no se reconoció como científico graduado, mucho menos como médico«Tiene estudios a nivel de pregrado en filosofía, estudios de maestría, estudios de doctorado en filosofía de las ciencias en Italia y Alemania, de ingeniería en sistemas y de ciencias de la educación, y en paralelo realizó estudios en el área de nanotecnología aplicada a la biomedicina y toxicología con las academias alemanas y rusas. Inventor del protocolo de bioelectromedicina cuántica con nanotecnología y genética ondular reconstitutiva humana en Venezuela y el continente americano». En Facebook ha ofrecido servicios de "nanoalimentación".

No hay ninguna página en Internet —aparte de los medios oficiales— en la que podamos encontrar un compendio de las presuntas teorías de Quintero. Solamente están disponibles sus columnas en Aporrea.  

Autor de la receta del malojillo

En el documento en PDF fechado el 10 de marzo de 2020, se afirma que "el doctor (sic) Sirio Quintero publicó por primera vez el 3 de enero del 2019 que el coronavirus tenía segmentos del VIH-Sida". Esta afirmación es falsa. Lo que sabemos es que, el 3 de enero de 2020, se refirió por primera vez al coronavirus —sin hacer mención alguna al VIH— en Aporrea en una columna titulada "Antídoto y remedio contra el coronavirus". Allí divulga por primera vez una receta contra el nuevo coronavirus que luego ha adquirido celebridad, y que incluye ingredientes como malojillo, saúco, jengibre, pimienta negra y limones amarillos.

"Aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad", afirma la página web de la Organización Mundial de la Salud actualizada hasta el 3 de julio de 2020.

Nicolás Maduro y el sistema estatal de medios de comunicación han difundido documentos del columnista Sirio Quintero que sostienen la tesis —hasta ahora improbable— de que el coronavirus SARS-CoV-2 "contiene" dentro de sí al retrovirus del VIH. También la teoría conspirativa de que el nuevo coronavirus fue "diseñado" por en laboratorios humanos como arma biológica. Ninguna de estas afirmaciones, por el momento, posee una base científica conocida.   

Comparte