Logo espaja

Periodismo para que estemos claros

Verifica una noticia aquí:

Whatsapp

Whatsapp

Mensaje

Contacto

¿La gasolina se venderá en dólares?

Comparte

Con ingresos fiscales al mínimo y una fuerte escasez de combustible que lleva a los ciudadanos a hacer interminables colas para surtir sus vehículos, resulta casi imperativo un aumento en el precio de la gasolina, pendiente desde agosto de 2018 cuando se hizo el anuncio.  Aunque no hay pronunciamiento reciente del gobierno, se cree que vendrá y que cualquiera que sea el precio, su pago se hará en bolívares, pero se fijará en función de la tasa de cambio del BCV, como ya se hizo con un listado de 27 alimentos básicos

Por:  Ligia Perdomo

07-05-2020

Comparte

Pareceriera que esta vez no hay escapatoria, que las circunstancias obligarán al gobernante Nicolás Maduro a incrementar el precio de la gasolina, como ya lo había anunciado el 13 de agosto de 2018, cuando esbozó algunas líneas del llamado Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad, que entró en vigencia el 20 de ese mes con la reconversión monetaria.

En esa ocasión, indicó que su aspiración era que "en dos años, a más tardar, hayamos resuelto la deformidad que se creó en el transcurso de muchos años, donde prácticamente la gasolina venezolana la regalamos".

Maduro habló del diseño de un sistema de subsidios directos al pueblo de Venezuela y al transporte público. "Pero la gasolina y los hidrocarburos internos tienen que colocarse al precio internacional".

Una vez más la medida quedó engavetada. El inicio del nuevo sistema con máquinas que aceptaban pago con tarjetas de débito y crédito, fue pospuesto en varias ocasiones hasta que quedó en el olvido porque el dispositivo de BioPago (captahuellas) que se utilizaría no funcionó de la manera esperada en el período de prueba que arrancó el 24 de septiembre de 2018, luego de tres semanas de información que había previsto el gobierno y anunció Maduro el 17 de agosto en cadena nacional.

Lanzar los planes de 2018

El precio de la gasolina, oficialmente, es nominal. En los nuevos planes del gobierno y para lo cual se cambiaron fichas en Pdvsa y el Ministerio del Petróleo, está desempolvar la idea lanzada y no ejecutada en agosto de 2018.

De acuerdo con el portal Banca y Negocios, que tuvo acceso al plan de reestructuración de Pdvsa –sujeto a discusión y que será  implantado bajo la conducción del ministro de Petróleo, Tareck El Aissami y el nuevo presidente de la empresa, Asdrúbal Chávez- se plantea la eliminación progresiva del subsidio a los combustibles y su venta en el mercado interno a precios internacionales expresados en dólares a la tasa oficial reportada por el Banco Central de Venezuela (BCV).

Y es que ya hay precedentes. El Ministerio de Comercio Nacional reguló recientemente los precios de 27 rubros alimenticios prioritarios en base al tipo de cambio del BCV.

Según el economista, experto en petróleo, José Toro Hardy, el gobierno manejaría un precio de 0,50 dólares para la gasolina de 91 octanos y de 0,60 dólares la de 95 octanos, con los que en el segundo caso, llenar un tanque de 40 litros representaría en bolívares el equivalente a 24 dólares a la tasa del BCV.

 

El tema de la gasolina ha sido incendiario

Desde el llamado Caracazo, de febrero de 1989, los gobiernos han evitado aumentar su precio temiendo una reacción explosiva en la población.

Valiéndose de su condición de país petrolero, Venezuela ha mantenido a lo largo de la historia subsidios a la compra de combustible, lo que ha supuesto miles de millones de dólares en pérdidas anuales. Pero la destrucción de la industria petrolera, la corrupción y las mafias del entorno están poniendo fin a la política de regalar el carburante, cuyo precio ya se lo tragó la hiperinflación.

El cambio de personajes en el sector parece que, obligado por las circunstancias, permitirá la adopción de medidas que supondrá un aumento oficial en el precio de los combustibles, de la mano de aliados del régimen de Nicolás Maduro como Irán y China..

Y es que la recurrente escasez de combustible de los últimos años, agravada por la merma de ingresos fiscales derivada de sanciones financieras impuestas por el gobierno de Estados Unidos (Donald Trump) a su par venezolano, llevó a la nación fundadora de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), a importar gasolina.

Sin embargo, el cerco estadounidense asfixia cada vez más y ahora, cuando las refinerías del país con capacidad para procesar 1,3 millones de barriles de crudo diarios, trabajan a 10-15%, los acuerdos con gobiernos amigos de Maduro –y un eventual aumento– parece ser la opción para las autoridades en este momento.

Colas, colas y más colas

Esa es la imagen que día a día se observa en cualquier parte del país en las estaciones de servicio escogidas por el gobierno para el suministro de combustible. Y Caracas, la intocable sede del Poder Ejecutivo, este año pasó a color rojo en el mapa de distribución de gasolina.

Este cuadro podría ser peor si los venezolanos no estuvieran confinados en sus casas como parte de las medidas preventivas ante la pandemia del COVID-19. Desde el 17 de marzo se vive una cuarentena social que mantiene a buena parte de la población retirados de sus actividades, por lo que la necesidad de usar combustible ha disminuido.

El precio del litro de gasolina para el 4 de mayo –última fecha disponible de Global Petrol Prices, un portal que actualiza la data de la gasolina a nivel mundial de acuerdo con la tasa de cambio y los precios internacionales–, es de cero dólares. Le siguen Irán con 0,09 dólares y Sudán con 0,14 dólares

Sin embargo, muchos de quienes permanecen por largas horas o días en fila a la espera de surtir sus vehículos se ven obligados a pagar a las mafias en dólares y por encima de los precios del mercado internacional que, de acuerdo a Global Petrol Prices, era de 0,91 dólares el litro el 4 de mayo.

De la más barata a la más cara del mundo

La realidad es que, en los hechos, Venezuela dejó de tener la gasolina más barata del mundo para tener la más cara del mundo, ya que los conductores de vehículos deben pagan hasta 3 dólares por litro en el mercado negro o una cifra rendonda para sobornar a quienes están a cargo de racionar la escasez en las mismas estaciones de servicio de Caracas, según denuncias de usuarios, que investiga la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional. En el interior del país esta realidad ya se veía desde hace un año

Entonces ¿cuánto vale un litro de gasolina? Oficialmente el precio del litro de la gasolina de 91 octanos es de Bs 0,00001 y la de 95 octanos de Bs 0,00006, es decir, nada. Los usuarios dejan mucho más que eso a los bomberos de las estaciones de servicio porque el billete de menor denominación del cono monetario vigente es de Bs 2, aunque en desuso por la hiperinflación. Se ven pagos desde Bs 500 en las estaciones, y a veces los pagos se dejan en billetes de un dólar.

Fotografía de portada: Pdvsa

Comparte